El Observatorio de la Calidad del Aire ya dispone de 50.000 datos acumulados
30 marzo, 2022

Hoy se ha presentado la cuarta edición del Observatorio de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona (OCACT), que impulsa Repsol con el apoyo de la AEQT y la coordinación del Institut Cerdà y que cuenta también con la colaboración de la URV. Por primera vez se dispone de un ciclo completo de datos de 3 años sobre las inmisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) en el Camp de Tarragona. En total, el Observatorio dispone de 50.000 datos acumulados.

El Observatorio de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona comenzó en 2018 con una prueba piloto de análisis en 6 puntos del territorio y solo con 4 muestreos mensuales de 14 días. A partir de 2019, el alcance del Observatorio llegó a más de una veintena de puntos y 12 muestreos mensuales de 14 días cubriendo todo el territorio del Camp de Tarragona y todo el año. Esto permite poder realizar una visión retrospectiva de la evolución que han tenido los valores de inmisión en los últimos tres años.

Esta visión retrospectiva permite observar que los diversos puntos registran tendencias distintas a lo largo de 2019, 2020 y 2021, si bien se aprecia, un mantenimiento de los valores bajos y, en algunos puntos, una disminución entre 2019 y 2021. Poder disponer de datos de los próximos años permitirá ver si se trata de tendencias consolidadas de mejora o sigue existiendo variabilidad.

Después de la prueba piloto realizada en 2018, cuando se puso en marcha el Observatorio, 2021 ha sido el tercer año del Observatorio con una amplia cobertura del territorio: 18 puntos de muestreo de 11 municipios del Camp de Tarragona (el Morell, Pobla de Mafumet, Constantí, Puigdelfí, Tarragona, Reus, Villalonga, Alcover, Valls, Vila-seca y la Canonja) más 4 puntos en ciudades de referencia para valorar comparaciones. Estos 4 puntos más están situados en Prades, como población con poca actividad contaminante; Barcelona, ​​como ciudad donde hay que tener en cuenta el impacto que tiene, por ejemplo, el tráfico, y en las ciudades de Lleida y Girona, como comparables con Tarragona.

Un año más, las máximas concentraciones de COV (sumatorio total sin distinguir tipologías) se producen en Barcelona (casi 47 µg m-3), donde se nota el efecto del tráfico, principalmente, y otras actividades antrópicas. En las ciudades de Lleida y Girona existen valores por encima de los 30 µg m-3, mientras que Tarragona queda ligeramente por debajo de los 26 µg m-3. En algunos puntos de muestreo del Camp de Tarragona, en el Serrallo y Torreforta en el sur y Constantí en el norte, se superan los 30 µg m-3.

En el trabajo del Observatorio se detectan 47 de los 62 COV estudiados. A pesar del interés que tiene el estudio de estos compuestos, existen muy pocas referencias normativas o de recomendaciones que establezcan un límite de inmisión anual. El Benceno sigue siendo el único compuesto regulado y medido, por tanto, por la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación de la Generalitat de Catalunya en dos de sus instalaciones, la de Constantí y la de Puigdelfí-Perafort, cosa que permite comparar los resultados de sus equipos online con los de la metodología de muestreo pasivo empleada por el Observatorio. La conclusión que se obtiene es que los valores medios mensuales y anuales son muy parecidos y, por tanto, se confirma una vez más la fiabilidad de los datos del Observatorio de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona.

Los valores medios de Benceno, como ha ocurrido en las anteriores ediciones, quedan muy por debajo del límite de inmisión que establece la legislación. El Benceno es el único compuesto que está regulado por normativa que establece un límite de inmisiones medias anuales: 5 µg m-3 (Directiva 2000/69/CE-R.D. 102/2011). Cabe destacar que los resultados obtenidos en 2021 quedan en todos los puntos por debajo de 1 µg m3, muy lejos del límite de la normativa. Los puntos de muestreo donde se registran los valores más altos son los de Constantí (0,94 µg m-3) y, a continuación, los de Puigdelfí, Universidad Laboral y Campclar (que se encuentran alrededor de los 0,6 µg m- 3). Todos, en cualquier caso, muy por debajo del límite normativo establecido.

También quedan por debajo de los límites de las recomendaciones de buenas prácticas internacionales los valores medios del Butadieno. En el caso del 1,3 Butadieno, y en ausencia de normativa española o europea que establezca un valor límite de inmisión, el Observatorio toma como referencia la recomendación de 2 µg m-3 de media anual que hace el Ontario Ministry of the Environment (Canadá). Los resultados de 2021 muestran cómo todos los valores quedan por debajo de los 2 µg m-3. La concentración más alta la encontramos en el Morell (1,45 µg m-3) y, a continuación, se pueden destacar los valores del punto situado en la Universidad Laboral y el de Constantí, donde se supera 1 µg m-3.

El modelo de análisis de la calidad del aire del Observatorio está orientado a obtener medias anuales de concentración de compuestos en el aire de las zonas urbanas, pero igualmente ofrece la dispersión de valores de los análisis mensuales para tener una radiografía más precisa del estado del aire. En esta misma línea, y teniendo en cuenta que la expectativa social sobre la gestión de la calidad del aire del Camp de Tarragona actualmente pide evaluar también los valores punta episódicos, la URV, Repsol y el Observatorio han trabajado durante 2021 en la instalación de un equipo de medida en continuo del COV 1,3 Butadieno y se espera tener resultados a mitad de año.

Nuevas incorporaciones

Durante 2021, ha habido nuevas incorporaciones al Consejo Social del Observatorio de la Calidad del Aire del Camp de Tarragona. Se han adherido el Ayuntamiento de Villalonga, el Ayuntamiento de Reus y la Asociación de Empresarios de Hostelería de la provincia de Tarragona y Asociación Hotelera de la provincia de Tarragona, que se añaden a las instituciones y entidades adheridas anteriormente: ayuntamientos de La Pobla de Mafumet, el Morell, Constantí, Perafort, la Canonja y Valls, las Cámaras de Comercio de Tarragona y de Reus y el Puerto de Tarragona.

De la dirección técnica del Observatorio se encargan el catedrático de Química Analítica de la URV, Dr. Francesc Borrull, y la doctora Laura Vallecillos.